Gestoria Mongay

Noticias · Artículos
30/10/2015

Cada vez menos actividades en módulos

La tendencia es que queden en régimen de módulos únicamente los pequeños negocios.

La tendencia es que queden en régimen de signos, índices y módulos únicamente los pequeños negocios.

El método de estimación objetiva por signos, índices y módulos -más conocido como régimen de módulos- es un método de cálculo del beneficio de una actividad económica que se aplica a determinadas actividades siempre que el titular de la misma no renuncie expresamente a su aplicación.

 

Consiste en calcular el beneficio fiscal de una actividad a efectos de tributación en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) sobre la base de presunciones, sin tener en cuenta la facturación real de la actividad. Por ello, en el plano teórico es un método de cálculo cuya existencia es más que discutible.

 

Este sistema de cálculo está estrechamente vinculado con el régimen simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), hasta el punto de que la renuncia al régimen de módulos del IRPF supone la exclusión del régimen simplificado del IVA, porque el legislador quiere que, siempre que haya módulos aprobados, se aplique el sistema simplificado de cálculo en ambos impuestos y no en uno sólo.

 

Las últimas tendencias legislativas han supuesto un duro revés para este régimen, porque se ha restringido considerablemente su ámbito de aplicación, al reducir uno de los límites que, si se superan, determinan la exclusión del régimen. En particular, con efectos de 1 de enero de 2016 se ha reducido el límite de rendimientos, facturación o compras realizadas en el ejercicio anterior.

 

Sin embargo, una modificación normativa de última hora aprobada en la Ley de Presupestos Generales del estado para el 2016 ha suavizado la aplicación de esta medida, estableciendo umbrales transitorios específicos para los ejercicios 2016 y 2017. 

 

"En el primer año de aplicación de la medida hay que fijarse en los ingresos y situación del ejercicio 2015"

Así, en los ejercicios 2016 y 2017, las actividades a las que sea de aplicación el régimen (con excepción de las ganaderas y forestales), quedarán excluidas del mismo cuando tengan un volumen de ingresos del año inmediato anterior superior a 250.000 € anuales. La magnitud de esta modificación se aprecia si se tiene en cuenta que, hasta ahora, el umbral de ingresos que determinaba la exclusión del régimen estaba fijado en 450.000 €. Pero esto no es todo. La normativa no se limita a fijar un límite de ingresos sino que, además añade un límite específico de 125.000 € cuando los ingresos correspondan a operaciones por las que deba expedirse factura y, a su vez, el destinatario sea un empresario o profesional.

 

En consecuencia, puede decirse que, en la vertiente de ventas, hay un doble límite, de forma que estarán excluidos del régimen de módulos las actividades con ingresos superiores a 250.000 € en el año inmediato anterior, o con facturación a empresarios o profesionales superior a 125.000 € en el año inmediato anterior.

 

En la vertiente de compras, también se reduce el límite o umbral determinante de la exclusión, que queda fijado en 250.000 € cuando, hasta ahora, el límite era de 300.000 €.

 

En los ejercicios posteriores, los límites serán de 150.000 € de volumen de ingresos del año inmediato anterior, 75.000 € cuando los ingresos correspondan a operaciones por las que deba expedirse factura y, a su vez, el destinatario sea un empresario o profesional. En la vertiente de compras, el límite es de 150.000 €.

 

En el primer año de aplicación de la medida hay que fijarse en los ingresos y situación del ejercicio 2015. En particular, hay que revisar tres variables del año 2015:

 

  • Ingresos totales anuales de la actividad (límite de 250.000 € en el 216 y 2017 y 150.000 € en ejercicios posteriores).
  • Facturación total anual a empresarios o profesionales (límite de 125.000 € en el 2016 y 2017 y 75.000 en ejercicios posteriores).
  • Compras totales anuales (límite de 250.000 € ern el 2016 y 2017 y 150.000 en ejercicios posteriores).

 

Puede consultar la normativa completa siguiendo este enlace.

 

NORMATIVA: Real Decreto 633/2015, de 10 de julio, por el que se modifican el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, y el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, aprobado por el Real Decreto 1776/2004, de 30 de julio.





Volver al listado
Enviar a un amigo






Pic

Experiencia

Más de 50 años evolucionando desde los servicios de gestoría tradicionales hacia los servicios más especializados de consultoría legal y jurídica.

Pic

Profesionalidad

Abogados y profesionales colegiados especializados en el asesoramiento de empresas y particulares.

Pic

Diferenciación

Coordinación de los servicios de gestión de empresa con los criterios jurídicos y económicos más especializados.

Pic

Asesoramiento

Esfuerzo y creatividad en garantizar su asesoramiento permanente.

Pic

Flexibilidad

Agilidad y adaptación a las necesidades de nuestros clientes.


 


Aviso importante

Su navegador está obsoleto, muchas funcionalidades de la web no se verán correctamente.
Le recomendamos que actualice el navegador o que instale uno de estos dos:
   -Mozilla Firefox
   -Google Chrome