Gestoria Mongay

Noticias · Área empresas
05/10/2021

La última prórroga de los ERTES. ¿Cómo será esta nueva prórroga?

Recientemente ha sido aprobado un nuevo Decreto ley de medidas urgentes que establece diferentes medidas para favorecer la aplicación de Expedientes de Regulación de Empleo (ERTEs) en las empresas.


Deberá solicitarse la prórroga de los ERTEs actualmente vigentes.

 

Por un lado, la normativa establece la posibilidad de prorrogar los ERTEs que estén vigentes a fecha de 30 de septiembre de 2021, a los que hacíamos referencia en esta noticia.

El plazo máximo para presentar la solicitud de prórroga finaliza el día 15 de octubre de 2021. Esta solicitud requerirá aportar documentación detallada de las jornadas de trabajo suspendidas o reducidas durante los meses de julio, agosto y septiembre de 2021 de cada una de las personas trabajadoras incluidas en el ERTE, así como una relación completa de las personas incluidas al ERTE a fecha de 30 de septiembre de 2021 que continúen incluidas durante la prórroga.

La solicitud se entenderá estimada por silencio positivo si no hay respuesta por parte de la administración en el plazo de 10 días a contar desde la fecha de solicitud. En este caso, el ERTE se prorrogará hasta el día 28 de febrero de 2022.

En caso de que no se presente una solicitud de prórroga, los expedientes de regulación de empleo se considerarán finalizados y dejarán de ser aplicables a partir del día 1 de noviembre de 2021.

 

Podrán solicitarse nuevos ERTEs por causas sobrevenidas de impedimento o limitación a a actividad normalitzada.

La normativa también establece la posibilidad de solicitar nuevos expedientes de regulación de empleo a causa de fuerza mayor en caso de que haya nuevas restricciones o medidas de contención que se aprueben entre el día 1 de noviembre de 2021 y el día 28 de febrero de 2022.

En este caso, la solicitud también se entenderá estimada en caso de que no haya resolución expresa (silencio administrativo con efecto positivo).

Más beneficio para las empresas que realicen formación a sus trabajadores en ERTE.

 

La nueva regulación incorpora una novedad, consistente al vincular las exoneraciones a la cotización a la Seguridad Social a la realización de acciones formativas a los trabajadores afectados. Esto es, se establecen diferentes beneficios en las empresas en función de si realizan acciones formativas a las personas afectadas por el ERTE.

Las acciones formativas tendrán que estar dirigidas a la mejora de las competencias profesionales de los trabajadores afectados, o bien a la mejora de la empleabilidad (incluyendo las acciones destinadas en la adquisición de competencias digitales o a la recalificación laboral).

El número mínimo de horas de formación es de 30 horas para las empresas de menos de 50 trabajadores, y de 40 horas por empresas de más de 50 trabajadores.

La falta de realización de las acciones formativas dentro del plazo indicado determina la pérdida del derecho a aplicar los beneficios vinculados a estas acciones, excepto en caso de que la empresa pueda demostrar que ha puesto la formación a disposición del trabajador y este no lo haya realizado por causa no imputable a la empresa.

Incremento de crédito para la financiación de acciones formativas.

Las empresas que formen a personas afectadas por expedientes de regulación de empleo tendrán derecho a un incremento de crédito por formación, de importe variable en función del tamaño de la empresa:

  • Empresas de entre 1 a 9 personas trabajadoras: 450 euros por persona.
  • Empresas de entre 10 a 49 personas trabajadoras: 400 euros por persona.
  • Empresas de 50 o més personas trabajadoras: 320 euros por persona.

 

Exoneración de la aportación empresarial a la cotización a la Seguridad Social. 

Las empresas que estén en situación de ERTE podrán aplicar una exoneración a la cuota de cotización a la Seguridad Social correspondiente a los meses de noviembre y diciembre de 2021 y enero y febrero de 2022.

El porcentaje de exoneración varía en función de la causa de tramitación del ERTE (si es a causa de limitación de la actividad o por impedimento de la actividad), del volumen de personas trabajadoras de la empresa, y de si la empresa ha realizado acciones de formación o no.

En particular, en caso de ERTE por limitación de actividad, los porcentajes de exoneración son los siguientes:

  • Empresas de 10 o más personas trabajadoras: 80 per ciento de exoneración en caso que la empresa haga acciones formativas, y 40 por ciento en caso que no lo haga.
  • Empresas de menos de 10 trabajadores: 80 por ciento de exoneración en caso que la empresa haga acciones formativas, y 50 por ciento en caso que no lo haga.

En caso de ERTE por impedimento de actividad, las empresas podrán aplicar un porcentaje de exoneración del 100 por ciento.

Las exoneraciones a la cotización se aplicarán previa solicitud de la empresa, comunicando las personas afectadas, la acción formativa realizada, y el periodo de reducción o de suspensión de jornada.

Esta exoneración no afecta a la cotización de las personas trabajadoras afectadas, dado que el periodo afectado por la exoneración se considerará como efectivamente cotizado a todos los efectos.

Se mantienen las limitaciones en horas extraordinarias y la prohibición de despedir las personas incluidas en el ERTE.

Las empresas no podrán despedir los trabajadores incluidos en el ERTE hasta que no haya transcurrido un plazo mínimo de seis meses, a contar desde la fecha de finalización del expediente.

Estas empresas tampoco podrán hacer horas extraordinarias ni subcontratar su actividad, dado que se considera que, si incrementan las necesidades de recursos humanos, la empresa tiene que levantar el ERTE e incorporar los propios trabajadores.

También se mantiene la prohibición de reparto de dividendos durante el año en que han estado vigentes los expedientes de regulación de ocupación, y se veta el acceso a las exoneraciones de cotización a las empresas que tengan su sede social situada en un territorio de baja tributación (territorios conocidos como paraísos fiscales).





Volver al listado
Enviar a un amigo






Pic

Experiencia

Más de 50 años evolucionando desde los servicios de gestoría tradicionales hacia los servicios más especializados de consultoría legal y jurídica.

Pic

Profesionalidad

Abogados y profesionales colegiados especializados en el asesoramiento de empresas y particulares.

Pic

Diferenciación

Coordinación de los servicios de gestión de empresa con los criterios jurídicos y económicos más especializados.

Pic

Asesoramiento

Esfuerzo y creatividad en garantizar su asesoramiento permanente.

Pic

Flexibilidad

Agilidad y adaptación a las necesidades de nuestros clientes.


Gestoria Mongay
 


Aviso importante

Su navegador está obsoleto, muchas funcionalidades de la web no se verán correctamente.
Le recomendamos que actualice el navegador o que instale uno de estos dos:
   -Mozilla Firefox
   -Google Chrome




Utilizamos cookies propias y de terceros para finalidades analíticas y técnicas; tratando datos necesarios para la elaboración de perfiles basados en tus hábitos de navegación.
Puedes obtener más información y configurar tus preferencias desde 'Configuración de cookies'.

Configuración de cookies