Gestoria Mongay

Noticias · Área empresas
18/03/2020

Prestación por cese de actividad de los autónomos afectados por la crisis del coronavirus.

Entre las medidas aprobadas por el Gobierno en fecha de hoy, se destaca la prestación que pueden solicitar los trabajadores autónomos afectados por la crisis del coronavirus.

 

Pueden solicitar esta prestación, de una parte, los trabajadores autónomos cuyas actividades hayan sido suspendidas por la normativa de declaración del estado de alarma. Por otra parte, también podrán solicitarlas los autónomos no afectados por el cierre o suspensión, pero que hayan sufrido una reducción de la facturación del mes anterior al que se solicita la prestación en, al menos, un 75 por ciento en relación con el promedio de facturación del semestre anterior.

 

La normativa no distingue entre trabajadores autónomos en régimen de módulos y en régimen de estimación directa, por lo que debe entenderse que esta prestación también puede ser solicitada por titulares de actividades en régimen de módulos.

 

En estos dos supuestos, el trabajador autónomo podrá solicitar una prestación por importe del 70% de la base reguladora. Si no se acredita período de carencia, el importe de la prestación será el 70% de la base mínima.

 

El trabajador podrá percibir esta prestación durante el plazo de un mes. Este período se ampliará, en su caso, hasta el último día del mes en el que finalice el estado de alarma. El tiempo de su percepción se entenderá como cotizado y no reducirá los períodos de prestación por cese de actividad a los que el beneficiario pueda tener derecho en el futuro.

 

Es requisito indispensable para el cobro de la prestación que el trabajador autónomo esté al corriente de pago de las cuotas de cotización, o bien regularizar la situación, y no haber percibido ninguna otra prestación del sistema de la Seguridad Social.

 

El plazo de solicitud es de esta prestación es de un mes a partir del día 14 de marzo de 2020 o hasta el último día del mes en que finalice el estado de alarma, de prolongarse éste durante más de un mes.

 

ACTUALIZACIÓN A 30/04/2020

A raíz del plan de desconfinamiento que parece ser que aprobará el gobierno mañana, que permite la apertura de algunas actividades antes de la finalización del estado de alarma, se plantean dudas respecto de los efectos que tendrá la reanudación de la actividad en la prestación por cese de actividad.

 

En particular, se está planteando por parte de alguna mútua de accidentes la posibilidad de denegación de la prestación por cese de actividad (y, en su caso, la devolución de la prestación) cuando haya sido solicitada con motivo de la suspensión de la actividad y se reanude esta actividad antes de la finalización del estado de alarma. Estas mútuas consideran que el mantenimiento de la suspensión de la actividad durante todo el periodo de duración del estado de alarma es una condición necesaria para el cobro de la prestación.

 

Nuestra opinión es que el hecho de iniciar la actividad siguiendo el plan de desconfinamiento del gobierno no es causa de denegación de la prestación por cese, porque el presupuesto de hecho de la prestación es el hecho de haber cesado la actividad, y este hecho se ha producido de forma efectiva, a pesar de que la actividad se reanude con posterioridad. Si que puede ser que, puesto que la prestación se reconoce por el plazo de un mes, prorrogable si se prorroga el estado de alarma, esta prestación se interrumpa tan pronto como se reanude la actividad, una vez haya transcurrido este mes.

 

En todo caso, y dado que ha sido planteada por parte de las mutuas una consulta a la administración para interpretar si la reanudación de la actividad antes de la finalización del estado de alarma es causa de denegación de la prestación por cese, lo más prudente es esperar a tener respuesta de esta consulta antes de adoptar cualquier decisión.

 

 

ACTUALIZACIÓN A 3/05/2020

 

Recientemente se ha hecho pública la nota de prensa del Ministerio de inclusión, seguridad social y migraciones, en la que informa de diversas cuestiones respecto de la prestación por cese de actividad. Entre ellas, la nota establece expresamente que "Los autónomos beneficiarios de la prestación que puedan abrir su negocio al inicio de la desescalada seguirán percibiéndola hasta el último día del mes que finalice el estado de alarma"

 

En consecuencia, la apertura al público de las actividades en cualquiera de las fases de transición establecidas no es impedimento para el mantenimiento del derecho a la percepción de la prestación por cese de actividad. 

 

 

ACTUALIZACIÓN A 30/09/2020

 

 

Se amplía la cobertura por cese de actividad de los trabajadores autónomos afectados por la situación de pandemia. La operativa es distinta en función de si el autónomo ya ha percibido esta prestación o no, y se establecen nuevas prestaciones para el caso de rebrotes.

 

Trabajadores autónomos que ya hayan percibido la prestación.

 

En el primer caso -autónomos que ya hayan percibido la prestación-, se establecen distintos supuestos en función de la fecha en la que estuvieren percibiendo la prestación. 

  • Para los trabajadores autónomos que estuvieren percibiendo la prestación a fecha 30 de septiembre de 2020, se prorroga la prestación por cese de actividad hasta el día 31 de enero de 2021, siempre que durante el cuarto trimestre del año 2020 se mantengan los requisitos que dieron lugar a su concesión.
  • En caso de trabajadores autónomos que NO hubiesen percibido esta prestación durante el tercer trimestre de 2020 pero la hubieren percibido hasta el 30 de junio de 2020 podrán solicitar una nueva prestación por cese de actividad.

 

En ambos casos, será necesario poder acreditar:

  1. Reducción en la facturación durante el cuarto trimestre del año 2020 de, al menos, el 75% en relación con el mismo período del año 2019; y
  2. No haber obtenido en el cuarto trimestre del año 2020 rendimientos netos superiores a 5.818,75 €.
  3. No haber obtenido en ninguno de los meses de octubre, noviembre o diciembre de 2020 rendimientos netos superiores a 1.939,58 €.

 

La prestación podrá percibirse por regla general hasta 31 de enero de 2021.

 

Durante todo el período en el que se perciba la prestación, el trabajador autónomo deberá ingresar el importe de la cuota de cotización a la Seguridad Social, y la mutua colaboradora abonará al trabajador, junto con el importe de la prestación, el importe de las cotizaciones por contingencias comunes que le hubiera correspondido ingresar de no haber realizado ninguna actividad.

 

Se establecen algunos supuestos en los que la prestación por cese es compatible con el trabajo por cuenta ajena; en este caso, la cuantía de la prestación será del 50% de la base de cotización mínima.

 

Nuevas prestaciones en caso de rebrotes.

 

Se establecen dos nuevas prestaciones por cese para trabajadores autónomos que se vean obligados a suspender todas sus actividades a partir del día 1 de octubre por resolución de la autoridad competente y no puedan solicitar las prestaciones anteriormente indicadas. 

 

1. Prestación general para el caso de rebrote.

 

La prestación prevista con carácter general para el caso de rebrote establece el derecho a la percepción de una prestación del 50% de la base mínima de cotización únicamente en caso de que exista cese de todas las actividades. Esta cantidad se incrementará en el 20%  en caso de que el trabajador sea miembro de familia numerosa y los únicos ingresos de la unidad familiar procedan de la actividad suspendida. Sin embargo, cuando dos o más miembros de una misma unidad familiar tengan derecho a la prestación, el importe de la prestación será del 40%.

 

El derecho a la prestación se genera desde el día siguiente a la adopción de la medida de cierre y hasta el último día del mes en que se acuerde el levantamiento de la medida (esto, es se mantiene el derecho a la percepción durante el mes completo).

 

Esta prestación debe solicitarse en el plazo de 15 días desde la fecha del acuerdo de cierre de actividad. En caso de presentación fuera de plazo, la prestación se iniciará el día de la solicitud. En este caso, no existirá obligación de cotizar desde la fecha de cierre pero este período se considerará no cotizado.

 

2. Prestación extraordinaria por cese.

 

Se establece asimismo una prestación extraordinaria por cese para el caso de que no se reúnan los requisitos indicados en el supuesto anterior. Para tener derecho a esta prestación, se requiere que los ingresos del cuarto trimestre del 2020 reúnan los siguientes requisitos:

  • Que no sean superiores al salario mínimo interprofesional.
  • Que sufran una reducción de, al menos el 50% respecto de los ingresos del primer trimestre de 2020.

 

En este caso, la cuantía de la prestación será del 50% de la base mínima de cotización. Cuando varios familiares tengan derecho a la prestación, el importe será del 40% de la base mínima.

 

En caso de solicitudes presentadas del 1 al 15 de octubre de 2020, la prestación se iniciará a fecha 1 de octubre de 2020 y tendrá una duración de cuatro meses. En caso contrario, tendrá efectos desde  el primer día del mes siguiente a la solicitud y hasta el día 31 de enero de 2021.

 

La percepción de estas estas dos nuevas prestaciones son compatibles con las siguientes situaciones:

  • Con el trabajo por cuenta ajena, con algunas limitaciones;
  • Con el desarrollo de otra actividad por cuenta propia;
  • Con la percepción de rendimientos procedentes de una sociedad afectada por el cierre;
  • Con la percepción de una prestación de la SEguridad Social, salvo que ésta fuere incompatible.

 

En ambos casos, el trabajador autónomo estará exonerado de la obligación de cotizar, desde el primer día del mes en el que se adopta la medida de cierre hasta el último día del mes siguiente al que se levante dicha medida. Todo este período se entenderá como cotizado, según la base de cotización establecida en el momento de inicio de la prestación. Asimismo, el período no reducirá los períodos por cese de actividad a los que el trabajador pueda tener derecho en el futuro.

 

En todos los casos de percepción de prestación por cese, las mutuas colaboradoras podrán recabar información de la Administración Tributaria o solicitar acreditación de los requisitos y requerir la aportación de las declaraciones del IVA, de pagos fraccionados a cuenta del IRPF, la declaración del Impuesto sobre la Renta, o cualquier otro medio de prueba que sirva para acreditar los niveles de ingreso indicados.

 

El trabajador autónomo podrá, en cualquier momento, renunciar a la prestación por cese, o devolver los importes percibidos sin necesidad de esperar a la reclamación de la mutua, cuando considere que no cumple los requisitos establecidos para su percepción. 





Volver al listado
Enviar a un amigo






Pic

Experiencia

Más de 50 años evolucionando desde los servicios de gestoría tradicionales hacia los servicios más especializados de consultoría legal y jurídica.

Pic

Profesionalidad

Abogados y profesionales colegiados especializados en el asesoramiento de empresas y particulares.

Pic

Diferenciación

Coordinación de los servicios de gestión de empresa con los criterios jurídicos y económicos más especializados.

Pic

Asesoramiento

Esfuerzo y creatividad en garantizar su asesoramiento permanente.

Pic

Flexibilidad

Agilidad y adaptación a las necesidades de nuestros clientes.


Gestoria Mongay
 


Aviso importante

Su navegador está obsoleto, muchas funcionalidades de la web no se verán correctamente.
Le recomendamos que actualice el navegador o que instale uno de estos dos:
   -Mozilla Firefox
   -Google Chrome





Utilizamos cookies propias y de terceros para finalidades analíticas y técnicas; tratando datos necesarios para la elaboración de perfiles basados en tus hábitos de navegación.
Puedes obtener más información y configurar tus preferencias desde 'Configuración de cookies'.



Configuración de cookies